martes, enero 20, 2009

¿Por qué "Handslayer"?

Así se iba a llamar una serie de novelas que tengo proyectadas, de las cuales ya he terminado una y estoy escribiendo otra.

Al final le he cambiado el nombre a la serie por Los Hijos de la Guerra, ya que me dijeron que el nombre que en principio tenía pensado ya estaba cogido.

Los Hijos de la Guerra narra una historia ocurrida en un mundo de fantasía, con un universo al estilo de El Señor de los Anillos, si bien es mucho menos idílico y mucho más terrenal, tan terrenal que en ocasiones nos recordará más a la vida real que a la fantasía. O al menos, eso intento.

Comencé a escribir la primera de las novelas allá por 2001, (y debo decir que fue mucho antes de que yo leyera, y por supuesto viera en el cine El Señor de los Anillos o cualquier otra historia de fantasía "moderna" como Eragon o Las Crónicas de Narnia) pero acabé dejándolo, dejándolo... hasta cuatro años después. Fuera porque se me ocurrió un nuevo enfoque, o porque la vida se ve de distinta manera con 23 años a como se ve con 19, me vino una idea a la cabeza. Nunca se me había olvidado la obra que estaba escribiendo, pero el caso es que un día se me ocurrió cómo podría continuar, y aquella idea me cogió con tal fuerza que me puse manos a la obra. Tuve mucho trabajo "intelectual", la idea me exigía una completa remodelación de la novela de arriba a abajo. Después de todo, orquestar un universo, aunque sea de ficción, no es tarea sencilla.

Luego vino el escribir, y escribiendo escribiendo fui cambiando poco a poco la idea original de 2001 (la primera parte), de manera que una vez terminada esta continuación que habrá de ser la segunda parte, que concluí a finales de 2007, tengo que reescribir por completo la primera parte. Y en ello estoy en el tiempo que me permiten los estudios y otras obligaciones. Hay días e incluso semanas en que no puedo escribir nada, como muestran las espaciadas actualizaciones que hago en este blog, pero nunca abandono el proyecto: llegará el momento en que tenga más tiempo para dedicarme a ello. Y lo necesitaré, pues ya tengo en mente unas 20 novelas de Los Hijos de la Guerra.

Puede que esté algo loco por ello, quién sabe. Locura o no, este es mi pequeño/gran proyecto en la vida, y aunque nunca se publique debido a la saturación actual de literatura y cine fantástico, no estaría satisfecho con todas estas historias dentro de mí. No sería... sano.

1 comentario:

Glamourosa83 dijo...

Se que lo vas a conseguir y que yo voy a estar ahi para verlo ;-)